Image
Top
Navigation
February 16, 2016

Rebotar: un excelente ejercicio para el Sistema Linfático

 

EL REBOTE PUEDE AYUDAR AL ORGANISMO A DESINTOXICARSErebotar 1

El cuerpo tiene una necesidad innata de ser activado. El sistema linfático, por ejemplo, limpia cada
célula, lleva nutrientes a las células y se deshace de los desechos. Pero el liquido linfático depende completamente del ejercicio para funcionar. Sin el movimiento adecuado, las células se quedan estancadas en sus propios desechos sin los nutrientes adecuados, una situación que contribuye a la artritis, cáncer y otras enfermedades degenerativas. El ejercicio vigoroso como el rebote en trampolín aumenta el flujo del liquido linfático de 15 a 30 veces mas. El movimiento también ayuda a fortalecer los huesos.

Ejercicios de movimiento vertical como el rebote son muy diferentes y mucho mas beneficiosos y efectivos que los movimientos horizontales, como correr y trotar.

El liquido linfático se mueve a través de canales llamados vasos que funcionan con válvulas de un solo sentido, siempre en la misma dirección. Los vasos linfáticos principales recorren a lo largo de las piernas, brazos y torso. Es por esto que el movimiento vertical del rebote es tan efectivo para movilizar el liquido linfático.

EL REBOTE PARA DESINTOXICACIÓN Y BENEFICIOS AL SISTEMA INMUNOLóGICO

El movimiento del rebote estimula todos los órganos internos, mueve el fluido cerebro-espinal y el fluido en los ojos (muchas personas notan una mejoría en su vista), y también hace maravillas para los intestinos. Muchas células del sistema inmunológico como linfocitos T y macrófagos  son autopropulsadas por reacciones amebianas. Estas células contienen moléculas idénticas a aquellos en las células de los músculos. Todas las células en el cuerpo se fortalecen con el rebote, y este ejercicio para las células resulta en una actividad incrementada de hasta 5 veces mas. Estas células destruyen virus, bacterias y hasta células cancerosas, entonces es bueno mantenerlas activas. Este ejercicio fortalece directamente al sistema inmunológico.

El rebote es un ejercicio que reduce la grasa corporal; reafirma piernas, muslos, abdomen, brazos y caderas; aumenta agilidad; mejora el balance. El rebote fortalece los músculos, le da un efecto aeróbico al corazón, rejuvenece el cuerpo cuando esta cansado y generalmente pone en un estado de salud y condición.

Rebotar en un trampolín es suave con las articulaciones. Algunos de los beneficios de rebotar incluyen:

  • 20 minutos de rebotar = 1 hora de correr
  • Es suave con las articulaciones y huesos
  • Rebotar fortalece los músculos del corazón
  • Desintoxica al cuerpo

Al trabajar contra la gravedad, uno resiste el empuje de la tierra. La resistencia es sutil pero fortalece las células.

EL EFECTO DE DESINTOXICACIÓN DE REBOTAR

El sistema linfático es el basurero metabólico del cuerpo. Desecha toxinas como células muertas y cancerosas, desechos nitrosos, virus infecciosos, metales pesados, y otros desechos. EL movimiento del rebote estimula un sistema de libre flujo que se deshace de estos venenos.

En diferencia al sistema arterial, el sistema linfático no tiene su propia bomba de presión. No tiene un corazón que mueve el liquido a través de los vasos. Solo hay tres maneras de activar el flujo del liquido linfático. El liquido linfático necesita la contracción muscular del ejercicio, la presión gravitacional y el masaje a las válvulas de los vasos. El rebote proporciona todos estos para limpiar los desechos.

REBOTAR: LIMPIA TU SISTEMA LINFÁTICO Y CARDIOVASCULAR

Cuando rebotas, estas ayudando a tus células a metabolizar, limpiar y renovarse, y estas ayudando a tu sistema linfático a deshacerse de los desechos de tu cuerpo. El sistema cardiovascular también se beneficia. Linda Brooks, autora de Rebounding for Health (Rebotar para la Salud): “La linfa se mueve como un sistema de presión hidráulica…. Los vasos linfáticos están llenos de válvulas de un solo sentido que solo se abren hacia arriba, y permiten  drenar el centro del cuerpo. Cuando la presión debajo de la válvula es mayor que la de arriba (cuando rebotas hacia abajo), las válvulas son forzadas a abrirse para que fluya la linfa. Solo hay tres maneras para que la linfa circule y limpie: ejercicio, el cual ayuda a la contracción muscular; masaje (via movimiento) de la musculatura o tejidos ayuda a regresarlo al sistema pulmonar; y presión gravitacional, que resulta en un masaje interno. El rebotar, remarcablemente, proporciona todos estos tres métodos para remover desechos de las células.

El rebotar se deshace de la linfa, las sustancias toxicas que el cuerpo siempre esta desechando, como desechos de los alimentos y contaminantes del ambiente, antes que estos puedan crear mas subproductos. El Dr. Walker lo resume como sigue: “[Durante el rebote] la sangre arterial entra a los capilares para traerle a la células fluido con alimento y oxigeno. La acción del rebote mueve y recicla la linfa y todo el suministro de sangre por el sistema circulatorio varias veces durante la sesión de rebote.”

La característica del rebote que lo diferencia de los demás ejercicios es que la mitad del tiempo que lo estas haciendo no estas trabajando contra la gravedad. Cuando rebotas hacia arriba con la ayuda del trampolín, tu cuerpo no esta siendo jalado por gravedad. Es por este movimiento que cada célula en el cuerpo y cerebro recibe un estrés positivo. Y lo bueno es que no tienes que esforzarte para recibir esto beneficios. Este ejercicio puede hacerse por personas mayores, personas con discapacidades y personas con artritis, al hacerlo por solo dos o tres minutos, llamado un “rebote de salud”.

REBOTE DE SALUD

En esencia, el rebote de salud es una sesión de 2-3 minutos en la cual la persona que rebota lo hace suavemente. Tus pies nunca dejan el trampolín. Tu simplemente rebotas, y el rebote suave es suficiente para estimular el sistema inmunológico y cardiovascular. Linda Brooks, quien estudio a Al Carter, el “Padre del Rebote,” escribe acerca de clientes en sus talleres de rebote que se curaron de tumores cancerosos cuando agregaron sesiones de rebote de 2-3 minutos cada hora del día. Estos clientes también cambiaron sus dietas y agregaron muchas frutas y vegetales, que también ayudaron a purificar el sistema linfático, y grasas saludables; también tomaron mucha agua, lo cual ayudo a desechar toxinas; y también tuvieron una actitud positiva.

Por que es bueno rebotar de 2-3 minutos cada hora? Porque la cantidad de células blancas en la sangre se triplica durante el rebote, removiendo toxinas y desechos del cuerpo. Dentro de una hora, la cantidad de células blancas regresa a su anterior cantidad, así que “rebotar cada hora”, dice Brooks, “mantiene la cantidad de células blancas a un nivel optimo en el cuerpo, y mantiene la linfa circulando”.